Los cuentos son para leer

Por qué es importante aprender Lengua y Literatura desde edades tempranas

Los cuentos son para leer

 

Los contenidos académicos de Lengua y Literatura están dirigidos al aprendizaje de dos habilidades muy importantes para el ser humano:  la Expresión y la Comunicación

La Expresión se refiere a la manifestación que hacemos de nosotros mismos, de algo que sabemos, pensamos, imaginamos o sentimos. La Expresión no va dirigido a alguien concreto, su objetivo es “sacar” lo que tenemos dentro, expresarnos, mostrarnos o desahogarnos.

La Comunicación se refiere a la acción de trasmitir y recibir información de forma consciente e intencional a otra persona. La Comunicación se hace para que llegue a otros y les haga saber cosas concretas que queremos transmitirles.

La Expresión y la Comunicación pueden hacerse de la misma forma; hablada, escrita, pintada, bailando, … pero la Expresión se centra en quien la hace, en cómo se siente o lo que piensa y la Comunicación se centra en lo que quiere transmitir y a quien va dirigida.

Un cuadro de Pollock es una expresión de su alma y sus pensamientos, mientras que “El Quijote” es una comunicación escrita para contarnos la historia del famoso hidalgo de La Mancha (y transmitirnos mucho más).

Desde el primer minuto de vida todos nos expresamos, transmitimos con llantos, sonrisas y gestos cómo sentimos y lo que necesitamos. Con mayor o menor éxito, pronto aprendemos a comunicarnos con gestos faciales, posturas, palabras sueltas y señales: Queremos y necesitamos decir cosas concretas, que nos escuchen y que quien nos escucha actué en consecuencia. Aunque siempre seguimos expresándonos, también necesitamos comunicarnos, que nos escuchen y que nos hablen, que oigan lo que queremos decir y que nos transmitan información, que cuenten con nosotros como parte activa de la comunicación.

Todos nacemos con la capacidad y la necesidad de Expresarnos y Comunicarnos. Pero también nacemos con la intuición necesaria para aprender a desarrollar estas dos capacidades y utilizarlas.

Pero necesitamos ayuda. Hay muchos factores que influyen en ese aprendizaje y a veces, casi sin darnos cuenta, vamos perdiendo esa intuición infantil que nos permite desarrollar estas habilidades.

Así que:

desde el punto de vista del Aprendizaje Fractal, el primer trabajo del educador respecto al Lenguaje es conseguir que los niños no pierdan esa intuición natural y espontanea para comunicarse y expresarse

En unos pocos años, el niño aprende a hablar y su comunicación se va volviendo más rica, amplia y compleja. Sin embargo, que seamos capaces de capaces de expresarnos y comunicarnos no significa que podamos desarrollar todo nuestro potencial para hacerlo. Así que necesitamos aprender a hacerlo lo mejor posible para que nuestra comunicación y expresión sean plenas, eficaces y coherentes.

Es decir, para que podemos trasmitir lo que sentimos y pensamos, para que tengamos los recursos y habilidades necesarias para transmitirlos, para que seamos capaces de trasmitir justo lo que queremos trasmitir y para que sepamos entender lo que nos trasmiten,
y para que sepamos qué se expresa y que se comunica, cómo y cuando y tengamos la empatía necesaria para hacerlo teniendo en cuenta a los demás.

Además el ser humano tiene la maravillosa posibilidad de comunicarse y expresarse de forma escrita, por lo que aprender a leer y escribir correctamente se convierten en habilidades decisivas en nuestra vida.

Aprender a leer y escribir, expresarse y comunicarse son parte de un mismo tejido que se entrelaza y tenemos que cuidarlo para que sea lo más fluido y sencillo posible. Darle sentido y emoción es una de las formas más eficaces de conseguirlo.

Los contenidos académicos de Lengua y Literatura son importantes por todo ésto pero también hay otro motivo más: La Ciencia ha descubierto que aprender a hablar, comunicarse y escribir están relacionados con la capacidad y las habilidades de nuestro pensamiento. Es decir,

aprender a comunicarnos y a expresarnos, de forma hablada, escrita, gráfica, musical y corporal, lo mejor posible implica que podemos analizar y organizar mejor nuestros pensamientos y que podremos tomar mejor nuestras decisiones, encontrar respuestas más eficaces (pensamiento convergente y analítico), descubrir y diseñar alternativas diferentes (pensamiento creativo) y que podremos ampliar más nuestros conocimientos y aplicarlos con mayor eficacia. Es como una tela de araña en la que todo se interrelaciona y en la que establecemos las bases para mejorar y potenciar otras capacidades y habilidades.

Así que, cuando pensamos en  Lengua y Literatura necesitamos tomar perspectiva e ir mucho más allá de la ortografía, la caligrafía o los libros obligatorios de cada curso y mirar a nuestros pequeños y todas las posibilidades que se abren ante ellos.

no Comment

Add your comment