La historia interminable de Michael Ende

Cómo leer “La Historia Interminable” a los niños pequeños

… “hablando” de Michael Ende y La Historia Interminable una buena amiga, me ha preguntado para qué edad recomendaría yo “La historia interminable” …

Yo leí esta maravillosa novela cuando tenía 20 años y 30 años después todavía recuerdo algunos de esos días en los que la leía, la paz, la ventana abierta con el salón en silencio, la biblioteca o el parque …. esos días en los que todo a mi alrededor desaparecía mientras mi mente imaginaba algunas de las preciosas escenas que leía.

Para mí La Historia Interminable es una novela más que un cuento, una novela para pequeños y para mayores, pero una novela al fin y al cabo y por lo tanto con ciertos grados de complejidad que exige tener bastante control en el arte de leer. Si no se tiene ese control los pekes se pierden, se aburren, la historia se les hace densa y terminan deándola de lado como El Quijote 😉

La edad recomendada según el libro es 12 años pero con 12 años los pekes ya no son tan pekes y eligen sus propias historias. Así que a esas edades tú puedes proponer y el peke decidirá si le interesa o no.

Y ¿qué pasa con los niños pequeños? ¿se van a perder esta maravilla de cuento?
Pues lo que yo te propondría es lo siguiente:

  1. Coge tu La Historia Interminable y si no la tienes dale a los enlaces de esta web y cómprala ya mismo … es un enlace de afiliado y me ayuda a seguir adelante con los proyectos de sharing 😉
  2. Lee tú la La Historia Interminable .. sí TÚ y sólo TÚ. Puedes leerla a ratitos, cuando puedas, vuelve a leerla o léela por primera vez, disfruta de ella y entérate de todo bien.
  3. Por la noche, a la hora de dormir, no leas un cuento: CUENTÉNTALE UN CUENTO A TUS PEKES, con tus palabras, con tus emociones y tus recuerdos, con tu corazoncito en la voz …..
  4. No hace falta que le cuentes la novela entera en una noche. Puedes contarle un episodio, una parte de la aventura, desmenuzarlo en relatos cortos y contar uno de vez en cuando o durante varias noches seguidas. Puedes leer por tu cuenta una parte y luego contarselo a los pekes y que ellos lo sepan … Hay muchas opciones y todas pueden ser diferentes según cómo lo planteeis y lo viváis.

TEN EN CUENTA QUE:

  • – Cuando le cuentas un cuento a tus hijos, lo vas a adaptando a ellos, al momento que vivis, a vuestra forma de ser y pensar, le quitas las partes que no es su momento ahora (ya se las contarás en la próxima vez y como están en el libro siempre podrán leerlas cuando decidan hacerlo) y haces hincapie y te recreas en otras que tus pekes comprenderán y disfrutarán mucho más.
  • – Cuando se lo vuelves a contar en otra ocasión tú mism@ recordarás lo que le contabas las veces anteriores y podrás ampliarlo, meter más detalles, comentar valores o detalles relacionados con la vida real
  • – No importa que no estés acostumbrada a contar cuentos o que no te acuerdes de la novela. Puedes adaptar la historia que cuentas hasta sentirte cómod@, contar algo muy corto, preparar una nota que te guie o repasarlo por la mañana para no olvidarte de la parte que quieres contar.
  • – Cuando le cuentas un cuento a tus hijos vas imprimiendo tu corazón en el relato y para tus pekes (y para tí) es una experiencia maravillosa.
  • – Un cuento puedes contarlo dónde quieras y cuando quieras

Así que lo que yo recomendaría es que compartieras La Historia Interminable desde tu corazón, contándoselo a tus pekes y creando vuestra propia historia interminable …

 

La historia interminable de Michael Ende
La Historia Interminable (Proxima Parada 12 Años)
..

.
.

no Comment

Add your comment