Wednesday June 28 2017
23 octubre, 2013
0
||||| 0 |||||
80

Aumentando el vocaulario con la palabra “Desvelados”

Libros viejos

7:30 h de la mañana!

Todo el mundo en el salón. Nosotros arrastrándonos y ellos llenos de risitas. Anoche el peke se acostó a las 24:00 h, el baby cayó rendido una hora antes, y al final se durmió a la 1 de la madrugada ….. tardó una hora más en dormirse por que decía que no sabía qué tenía que hacer para coger el sueño ……

La yaya, mi madre, se asoma por salón arrastrando las zapatillas de estar por casa y con voz destrozada de sueño, casi dándose con los muebles, dice:

– Qué pasa? Están bien?

Tiene cara de estar muy preocupada. Debe pensar que los pekes están enfermos y por éso están en el salón buscando dibujos animados en la tele y esperando el colacao que papi les está preparando.

– Yaya! – el peke se pone de pie delante de ella y con voz muy seria se lo explica – Nos hemos desvelado y ya no se puede dormir. Lo hacemos y no podemos. Es que nos hemos desvelado.

¿Ha dicho desvelado? pienso para mis adentros. Yo simplemente les había dicho que fuéramos al salón para no despertar a papa, algo que ocurrió justo mientras salíamos del dormitorio. Pero no había dicho esa palabra.

Me sorprende lo bien que dice “desvelado” y cómo suena con su voz infantil pero con esa seguridad tan dulce y simpática que tiene los niños. Me sorprende mucho más cómo comprende perfectamente su significado y lo explica a su modo. Hace algo más de un mes pasó algo parecido. El peke se despertó y, después de intentar varias veces que se volviera a dormir, nos fuimos al salón. Le expliqué que se había desvelado y por eso no podía volver a dormirse. Me preguntó qué era desvelarse mientras repetía la palabra varias veces en voz alta.

– Es como cuando te despiertas pero demasiado pronto. – le había dicho

– Por qué? – me preguntó

– Tenías que haber dormido más por que tu cuerpo necesita dormir más pero te despiertas un poquito y te pones a pensar en cosas y cosas y el sueño se va ….. pero es pronto, demasiado pronto. Mira, todavía no ha salido el sol. Tenías que haber dormido más …. Por eso seguro te sientes algo cansado por el día.

Ahora se acordaba de todo y como un gran descubrimiento suyo se lo explicaba a su abuela.

La yaya me vuelve a mirar como si no se creyera lo que está viendo y repite:

– Están bien? Les pasa algo?

El peke se lo vuelve a repetir todo otra vez y le amplía la información con más detalles. Se oye su vocecita en el silencio de la madrugada.

– Shhhhhh, baja la voz, vas a despertar a todos los vecinos que siguen durmiendo en sus camitas – le digo al peke por que se está enfadando y se nota en su tono que va aumentando y en sus gestos. Es como si le molestar que no le hubiera hecho caso a su explicación.

Él baja la voz y sigue con sus explicaciones ….. El papi trae los colacao y antes de que mi madre vuelva a preguntar si están bien y el peke se enfade del todo, le digo:

– Ve a acostarte, mama, que están bien. Ya te ha dicho Iván que nos hemos desvelado – digo para revindicar la explicación del peke y que se sienta reconocido – Vete a la cama y aprovecha un poquito más que es pronto.

Arrastrando los pies la abuelita se da la vuelta y se vuelve a la cama.

Aunque no solemos darnos cuenta, los niños aprenden y aumentan su vocabulario mucho mejor a través de situaciones cotidianas, que le dan cuerpo y sentido a las palabras que aprenden. Como padres y educadores, éso nos exige ser los primeros en cuidar nuestro lenguaje para poder trasmitir lo que sabemos de forma natural y cotidiana. Pero también tenemos que reconocer y respetar sus progresos. No se trata de darles el visto bueno, sino de hablar con ellos como personas inteligentes que están aprendiendo constantemente de todo lo que les rodea.

 

Share this:

About Eva Drake

Eva Drake

Psicóloga clínica Univerdidad Complutense de Madrid (1992)

  • Website
  • Email

Add Comment